¿Pollo o pasta?

Despegando de Maiquetía, Caracas, a México DF, 27 de Marzo 2009

Al cielo le repite la honda humanidad de Chávez y un revuelto de nubes grises, que pareciera perennemente instalado allá arriba, inunda el valle de Caracas

7:30 pm. Aeropuerto de Maiquetía. Avión de Avianca al borde de la pista 1 esperando embestir ese cielo gris y perforar una estela que se marque hacia el oeste, hacia la ciudad vecina de Bogotá en donde el cielo, “2,600 metros más cerca de las estrellas”, promete una mejor digestión.

Manu Chao, “Minha Galera”

Avión repleto, lo digo desde la fila 36, con los baños a mis espaldas y desde donde se ve el pelotón de cabezas sobre las que ya trabajan mecánicamente las normalmente mecánicas y apáticas azafatas.

Suena el teléfono justo antes del despegue. Es Mr Singer…

– Mr Singer: Que asés boludo?
– Monsiso: Nada tío, escribiendo unas cosas en la comp.
– Mr Singer: Mirá, que vas aser el finde? Vas a Valle?
– Monsiso: Me muero de ganas de ir a Valle. Vamos!
– Mr Singer: Si boludo…está el Japo aquí el finde
– Monsiso: Cojonudo, nos lo llevamos a Valle. Ponte de acuerdo con Riesco..yo estoy en el aeropuerto de Caracas vía a DF
– Mr Singer: Te fuiste a Caracas nomás?!
– Monsiso: Si chaval. Quieres algo de Caracas?
– Mr Singer: Si boludo, traéme una artesanía del aeropuerto

Siempre me toca pasillo. Siempre me golpea, en el codo, el carrito de los cojones con el que la tripulación peina de la popa a la proa para inaugurar la invariable procesión de pollo-o-pasta.

Aún así, pienso, me encanta el concepto del despegue de un avión. El binomio entre los elementos y la creación humana; la combinación entre la vibración previa al despegue, el rugir ascendente de los motores tensando sus músculos de acero, escupiendo saliva, dándolo todo, y el crujir del fuselaje, como chirría, como se comprime, como absorbe la presión; es el preludio descarado a la disimulada lucha contra la gravedad, el cuerpo siendo ascendido de forma suave pero artificial, el silencio contenido de 200 seres que son elevados al cielo en una concesión a medias hecha al hombre por los elementos. Constante contradicción. Ejemplo más y vulgar de cómo convivimos y nos adaptamos a nuestra evidente y grandiosa limitación. Lo rápido que pasa el tiempo….lo lento que avanza, en esa perspectiva, nuestros parámetros de pensamiento, de evolución racional, nuestra limitada capacidad de entender.

Luces a estribor, abajo, marcando una referencia inútil para los que somos transportados fugazmente en un medio que no entendemos y del que además no queremos saber más que, de nuevo, esa masa metálica con alas en la que viajamos tiene que vencer a las leyes físicas para que podamos llegar a…..podamos llegar.

Héroes del Silencio, “El Cuadro”

Siempre y cuando sea de noche, me da igual en que país y ciudad del mundo despegue o aterrice. Siempre son las mismas luces, siempre dibujan el mismo mapa indescifrable, caótico, de tonos anaranjados, de sombras que parecen agujeros negros dispuestos a tragárselo todo, de cicatrices hechas a golpe de acero en el lomo de un valle, en un altiplano o cerca de la costa.
df-noche4
Recuerdo la noche en la que, por primera vez en la vida, aterricé en la ciudad de México. Las mismas luces y sombras y vacíos y tonos y colores me hicieron pensar dos cosas, dos cosas que todavía me hacen sonreír cuando las recuerdo: La primera, qué coño estaba haciendo yo en ese momento de “…hemos iniciado el descenso” hacia una ciudad en la que no conocía absolutamente a nadie. Aquel descenso lo sentí corriendo por mis adentros.
La segunda (consecuencia de la primera): que coño me iba a inventar yo para, a la mayor brevedad posible, articular mi regreso a España.

El deseo se diluyó entre tanta luz.

6 comments so far

  1. xandetraba on

    el viaje de avion, es un flash de nuestro viaje por la vida, uno crece, despega, vuela y aterriza y como en el avión, siempre es bueno ir “ligero de equipaje”,o lo que es lo mismo , vere dignun e justum est, despacha uno antes y no tiene riesgo de perder adornos, acompañandose eso si de lo estricatamente necesario y personal.

    • monsiso on

      Gracias por todos tus comentarios, pae, de corazón. Bicos

  2. el capo on

    Muy bueno bolú! me gustó mucho! el estilo humorístico lo tenés que dejar incorporado si o si, te va muy bien! excelente el tema que te golpean con la bandeja en el pasillo… situaciones comunes muy bien explotadas!
    Abrazo!

    • monsiso on

      Gracias Capi. Hacía tiempo que te debía la respuesta, aunque sólo fuera por cumplir con el intercambio de comentarios. Bics

  3. mecenas on

    Una de las últimas novelas del escritor japonés Murakamu, superdemoda en España y creo que en todo el mundo, que me han regalado las pasadas navidades, comienza con un traveling desde el cielo hacia un punto escogido del mapa nocturno de una gran ciudad. Es el preludio de una novela que dejé colgada en el primer tercio. Ahí queda el preludio.

    • monsiso on

      Meu, estos días estoy escuchando mucho el set de CDs que me grabaste el año pasado…102.7 FM, Negrocan, etc… Que delicia de música. Gracias de nuevo, meu.
      Cómo vamos por esos lares? Ya sabes con qué ganas me quedé aquella noche de tomar unos tragos en vuestra casa…qué pena joder! Mais habrá. Bics tu


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: