La Mujer Dormida

El Iztazihuatl, en la foto anexa, impone en perspectiva sus 5,260 mts de altura, desde los que se proyecta el relieve de una mujer dormida, una princesa hija de un rey Nahuatl que se enamoró de uno de los guerreros del padre, el Popocatepetl (montaña que humea, en nahuatl), o Don Goyo como se le llama coloquialmente.

Entre la rodilla y cadera de La Mujer Dormida

Entre la rodilla y cadera de La Mujer Dormida

La leyenda se extiende en recovecos amorosos-pasionales pero el tema es que al final, cada uno de ellos se suicidan, sin saber el uno del otro, engañados por celos y envidias estratégicamente diseñadas con tal fin.

Tras fatal desenlace, el Popo, guerrero, vigila el sueño eterno de su princesa y de cuando en vez desata su furia, mostrando la rabia explosiva que lleva dentro. Ambas montañas están unidas por el llamado paso de Cortés.

Gabo y el Popo

Gabo y el Popo

En Diciembre 2007, hicimos la segunda cumbre más alta (5,200 mts) de las que conforman el Izta. De sus cuatro cumbres, la primera, que es la más alta, es el pecho de la mujer dormida. Para llegar ahí hay que cruzar desde la rodilla hasta la cadera, un tramo de unos 600 metros con nieve perpetua y rodeado, en su lado Este, por un espectacular glaciar que todavía hoy se dice “perenne”. Sólo aquellos que hacen esa cumbre, el Izta les regala una portentosa vista de su segundo glaciar, el de su cara Oeste. Insisto, imagen exclusiva para los que llegan.

Esos dos primeros ascensos al Izta no han hecho otra cosa más que abrir el “apetito”, para el Pico Orizaba – 5,600 mts – http://www.mapasmexico.net/googlemaps-pico-orizaba.html. La diferencia no parece mucha, pero a esas alturas, 500 mts de nieve o hielo se pueden convertir en un reto para el que convieneestar bien apuntalado en experiencia y forma física. Pequeñas aventuras.

Esto es de lo que está rodeada el valle de México. El contraste entre las nubes densas de contaminación y montañas y valles que, con todo su maravilloso descaro, te hacen sentir, con poco de tu parte, que estás en los lugares remotos y tan especiales que alguna vez fueron.

Por eso Valle de Bravo es ese pequeño “oasis”, rodeado de montañas que rondan los 1,800 – 2,000 metros de altura, en donde, de nuevo, los que quieran, pueden encontrar un poco más de aventura.

Cuando me preguntan (o me pregunto) ¿por qué sigo en México? Creo que el trasfondo de aventura que perméa en lo anterior, tiene que ver en una buena parte, con la respuesta total y completa, misma que todavía hoy trato de definir… pero esas son otras historias.

La revista National Geographic, en un número ya no tan reciente, presentó un gran artículo sobre la “fisonomía del amor”. Una especie de búsqueda química en la que se pudiera fundamentar la respuesta a la pregunta ¿dónde y cómo se generan esas sensaciones que engendra “el amor”?

En una parte del artículo, se hacía referencia a un tipo de hormonas, las aparentes culpables de provocar una reacción en cadena dentro de nuestro cerebro. Una de las conclusiones planteadas en el artículo, es que el complejo sistema a través del cual se ensambla químicamente en nuestra cabeza el amor, no es exclusivo a las relaciones entre humanos, es decir “amo a otra persona…o estoy enamorado de tal o cual persona”. El artículo comparte que los deportistas, y sobre todo los que tienen la fortuna de practicar deportes extremos, pueden desarrollar fuertemente esa misma “adicción” química.

José Luis Ugarte, uno de los mejores navegantes solitarios que ha “botado” España, si no el mejor, a sus 65 años de edad y después de haber dado la vuelta al mundo en solitario en competición, solo con cuatro escalas alrededor del planeta, prometió en rueda de prensa, inmediatamente concluida su peripecia, y delante de su mujer, que NUNCA, JAMAS más volvería a hacerlo, que había tenido suficiente, que lo había pasado tan mal que era implanteable volver a hacer algo semejante.

Dos años más tarde estaba, de nuevo, haciendo la vuelta al mundo en solitario, pero esta vez sin escalas….el más difícil todavía.

Empezaba hablando de los planes en mente y me fui por derroteros improvisados.
De nuevo, la misma esencia del “ser” y del “estar”…en donde estamos.

3 comments so far

  1. Dado on

    Querido Mon: Compartir contigo todo lo leído ha sido una francamente positiva. Compadre, te felicito escribes de una manera que transmites como si estuviéramos contigo viviendo lo que narras. Gracias de corazón. DADO

  2. linda on

    esta chidisima la mujer dormida y se ve desde mi zotea
    HEEE!!!!!
    ENVIDIA VERDAD!!!

    • monsiso on

      Tu lo has dicho, chidísima! Envidia y mucha!!!! Gracias por tu comentario. Quién eres?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: