Conversaciones “epistolares” con Lidya

Durante tres años, tiempo que viví en el fenomenal y cosmopolita barrio de La Condesa, conté con la grata e “invisible” compañía de Lidya, muchacha de la limpieza, ejecutiva del hogar, que durante todo ese tiempo lideró las tareas domésticas, no fáciles, en mi pequeño pero acogedor piso-estudio-loft de Amsterdam 7, cubículo de no más de 50 metros cuadrados.
Digo que “conté” con la grata presencia a pesar de que durante esos años Lidya y yo debimos habernos visto no más de 6 ó 7 ocasiones. Durante ese tiempo, y cada semana, nuestra comunicación se desarrollaba a través de un intercambio “epistolar”, como a mi me gusta llamarlo. Esas notas o mensajes quedaban siempre escritos en la misma libreta, uno de esos block de notas cuadrados con anillas metálicas y hojas rayadas. 

A través de esas notas Lidya y yo lográbamos entendernos de maravilla a todo lo referente a limpieza, orden y “cocina”. Yo vivía encantado con ese “orden y armonía”, articulado en buena medida a través de ese intercambio de mensajes…

Comparto algunas de las notas:

Sin fecha (una de las primeras notas, por ahí de Octubre del 2006)

Sr. Ramón el aparatito estaba en esta mesa. Posiblemente lo guardó.

 

Sin fecha (hacia finales de Octubre)

Hola Lidya. Por favor limpie las alacenas por dentro, tanto las de abajo como las de arriba.

 

Sin fecha (por ahí de primeros de Noviembre)

Lidya, cómo estamos de cuentas? Le dejo dinero y usted me dice.

Respuesta: Sr. Ramón, estamos bien de cuentas, con lo de hoy eran tres días. Gracias. Suavitel.

 

Sin fecha (mediados de Noviembre)

Lidya, le dejo para hacer una nueva gelatina y tire la vieja que pienso que ya está mala. También le dejo fuera unas pechugas para que las haga. También los ejotes (judias) con papa y huevo cocido. Creo que los huevos cocidos del refri ya no deben estar buenos. Esta vez deje con menos agua los ejotes y papas (más secos). Gracias. 

 

Sin fecha (finales de Noviembre)

Hola Lidya. El jueves es festivo, no creo que venga, no? Me confirma? Déjeme por favor otra gelatina hecha. Tiremos del refri todo lo que ya esté pasado

Respuesta: Sr. Ramón, el jueves no vengo. Gracias.

 

Sin fecha (finales de Noviembre)

Lidya, por favor déjeme algo de comida, lo que quiera (quizá pasta o unas milanesas…lo que sea). Creo que las camisetas blancas (completamente blancas) puede meterlas en lejía (durante un rato a remojar) para quitar todas las manchas (es así el proceso, no?)

Respuesta: Sr. Ramón, el martes dejo remojando la ropa blanca. Podría comprar por favor pimientos, cebolla, champiñones para cocinarle el pollo diferente. También por favor las bolsas de la aspiradora.

 

Sin fecha (finales de Noviembre)

Lidya, le compré ingredientes para cocinar algo distinto, ya sea pollo o pescado. El pantalón que le dejo en el suelo de la cocina es para que lo revise antes de tirarlo a lavar, ya que lo usé en el monte y tiene hierbas pegadas, a ver como lo ve usted. Gracias. Creo que puede dejar las sábanas por que el viernes-lunes estaré fuera. Llévese una banana que se estropean. Gracias.

 

Sin fecha (finales de Noviembre)

Hola Lidya. Con hoy le debo dos días, no? Seguirá buena la comida para cenarla esta noche?

Respuesta: Hola Sr. Ramón. He probado la comida. Está buena, se la puede comer. Que pena pero con lo de hoy son tres días. Gracias.


Proceso de comunicación armónico como se puede ver.


Jueves 22 de Noviembre de 2007. Sr. Ramón, no hay carne para tortas. Le dejo albóndigas.

2 comments so far

  1. Lewis Hamilton on

    Señor Ramón, mas que Señor, Señorito diria yo… Muy buena la del pantalón con hierbas pegadas…. manda huevos, como diria Trillo…
    Yes we can!

  2. Mr. Singer on

    Yo también fui parte de esta conversación epistolar con la pequeña Lydia. Un día lavaba la ropa del Sr. Ramón y el otro la mía. También me tendía y destendía el sofá en los 15 metros cuadrados que llegué a usurpar gracias a la generosidad del Sr. Ramón que hizo de su casa mi casa. Mientras uno se bañaba el otro ponía un huevo. Yo lo llamaría conversaciones de una buena kk o bañándome mientras el Sr. Ramón saca lo peor de si. Que bonitos momentos, no? Sr. Juan aka Mr. Singer


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: