En la última curva

Estamos en pleno otoño, a un día de las elecciones en USA, tan esperadas, y un día después del último Gran Prix de la Fórmula 1, Interlagos, Sao Paolo, Brazil.

Tremenda temporada que culminó rebosante de emoción y definiéndose el Campeonato ni más ni menos que en la última curva de la última prueba del año. Como comentó el mismo Fernando Tornello, que comanda magistralmente el Show de la Fórmula 1, “Tal pareciera que Interlagos ha sido producto de una obra magistral de suspense”

El Campeonato lo ganó, literalmente in extremis, el joven Lewis Hammilton que, como buen F1 Star, levanta altos niveles de pasión en cualquier círculo de aficionados al deporte. Cosa buena para el show de la F1, en cualquier caso.

Decía que mañana también será un día histórico, en otro orden de asuntos. Día en el que USA celebra sus elecciones presidenciales mientras el resto del mundo mira de reojo al país americano. Y a ver si resulta que la fortuna presenta a una hermana gemela con un desenlace de las elecciones tal cual fue el final de temporada F1.

Esta mañana Andrés Oppenheimer (http://www.andresoppenheimer.com) el buen analista y escritor político-económico, comentaba… en el programa de radio de Pedro Ferriz que los indicadores y métricas indican que Obama será el nuevo Presidente de los Estados Unidos. Con la prudencia ya adquirida por los años y, sobre todo, por la lógica vulneraba en últimas elecciones en las que de forma inesperada todo cambio 180 grados, Oppenheimer presumía su prudencia al decir que ¨…todo indica que…pero no obstante…¨.

El mundo espera un presidente democrático de una santa vez y que el tiempo envuelva en cierto olvido al todavía Presidente Bush, quien sin duda arrastra más detractores que seguidores en su ristra de…

 

Las palabras del momento sin duda son:

Turbulencia; inflación; crisis; mercados; tasas; interés; capital; bolsa….y en medio de esta nube gris, alguien nos preguntaba ¨¿Qué eres? ¿Qué somos?¨ Dar para pensar en qué grado nos dejamos arrastrar al matadero de la ilusión individual y colectiva, ignorantes de que somos mucho más que las inercias o tendencias del momento.

Detrás de todo este ruido, de toda esta inercia global pesimista, asoma un maravilloso día de otoño que sólo sabe seguir adelante.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: